Todo lo que necesitas saber sobre implantes dentales: descripción, tipos y procedimientos

Todo lo que necesitas saber sobre implantes dentales: descripción, tipos y procedimientos

IMPLANTES DENTALES

El implante dental es un producto sanitario que se inserta en el hueso de la mandíbula o del maxilar mediante una leve intervención quirúrgica con el objetivo de reemplazar un diente perdido. Están fabricados a base de titanio biocompatible, material que evita cualquier reacción de rechazo del cuerpo y asegura su unión al hueso.

Los implantes dentales poseen una forma cilíndrica roscada, con una longitud y diámetro seleccionado en función de la cantidad y calidad de hueso. Estos cumplen el papel de raíz artificial a la que se atornilla un pilar y la corona protésica que restaura la apariencia final de un diente natural.

 

Para planificar la intervención, el odontólogo necesita realizar unas pruebas de imagen (radiografía panorámica y tomografía computarizada-CBCT-) que permiten estudiar el caso de forma individual, valorando la cantidad y calidad de hueso para adecuar la longitud, grosor y dirección del implante dental ideal para cada caso concreto.

El procedimiento es totalmente indoloro y se realiza bajo anestesia local, aunque existe la opción de sedación consciente si el paciente lo desea para hacer la experiencia lo mas cómoda posible. Constituye un trabajo sencillo y dura poco tiempo, si bien para tener los dientes fijos se debe esperar entre unos días y 6 meses dependiendo del protocolo escogido.

 

TIPOS DE PROCEDIMIENTO QUIRÚRGICO.

1)     IMPLANTE DENTAL CON CARGA INMEDIATA (1 FASE)

            El procedimiento de carga inmediata cuenta con las siguientes ventajas: se simplifica el acto quirúrgico a una sola fase evitando una segunda cita de colocación del pilar, el paciente porta de forma inmediata un diente provisional haciendo vida relativamente normal y se reducen los tiempos de espera necesarios para la colocación de la corona dental definitiva. Esta modalidad requiere de una cantidad y calidad de hueso adecuada.

2)     IMPLANTE DENTAL CONVENCIONAL (2 FASES)

Esta modalidad de implante dental consta de dos fases. En una primera cita se introduce el implante que debe osteointegrar en el hueso. Para ello debe pasar un periodo desde la colocación de 3-4 meses en mandibula y de 5-6 meses para el maxilar superior. En la segunda cita se realiza una pequeña incisión que descubre el tornillo para colocar un pilar sobre el que finalmente irá atornillada la corona dental definitiva confeccionada sobre medidas individualizadas.

3)     IMPLANTE DENTAL CON REGENERACIÓN (2-3 FASES)

En los casos en los que se cuenta con una cantidad y/o calidad de hueso deficiente se realizan pequeñas intervenciones asociadas/accesorias que aseguran un buen entorno para la colocación del implante. En una intervención previa se coloca hueso artificial o del propio paciente para aumentar el espesor de hueso disponible (regeneración guiada o elevación de seno). Una vez completado ese paso se sigue el protocolo habitual de colocación aunque existen casos en los que se puede realizar de forma simultánea a la colocación del implante.

 

TIPOS DE PROTESIS SOBRE IMPLANTES

La prótesis dental sobre implantes se compone de coronas individuales, puentes o arcadas completas que se conectan sobre los implantes osteointegrados para reemplazar las zonas afectadas por la pérdida de uno o mas dientes. Según las necesidades del paciente existen diferentes tipos:

  •  Corona unitaria: Se utiliza para reemplazar un único diente. Se trata de una corona, fabricada de diferentes materiales (zirconio, metal-cerámica, titanio) que se atornilla o cementa al implante previamente colocado. La estética conseguida es excepcional.
  • Puente sobre implantes: Se recurre a este tipo de prótesis cuando se da la situación de dos o mas dientes perdidos. A los implantes colocados en los extremos se conecta un puente con piezas macizas intercaladas. Se consigue una recuperación completa de la función masticatoria.
  • Sobredentadura: opción protésica elegida cuando existe una pérdida de todos los dientes de una arcada asociada a una reabsorción muy importante de la encía y el hueso. Se requiere la colocación de entre 4 y 6 implantes. Se trata de una opción removible o “de quita y pon” aunque con una retención extraordinaria. Como ventajas aparecen la facilidad de limpieza y la necesidad de colocar un numero muy reducido de implantes.
  • Prótesis Híbrida: este tipo de prótesis se apoya sobre los implantes colocados. Indicada en pacientes con una reabsorción ósea considerable y pérdida de encía. Se requiere la colocación de entre 4 y 6 implantes. Es una opción fija. Sólo puede ser retirada por el odontólogo para su limpieza en las citas de revisión.
  • Prótesis fija: Prótesis dentales de arcada completa que van atornilladas o cementadas sobre 6-8 implantes. Están formadas por materiales que consiguen una estética y función excelente. Las prótesis más comunes son las de metal recubierto por cerámica-porcelana o circonio-cerámica, se trata de un material cerámico casi tan duro como el diamante y su indicación final depende de los requisitos estéticos y biomecánicos de cada caso clínico.

 

 

 

Abrir chat
Powered by

¡VOLVEMOS!
Manteniendo todas las medidas de seguridad